La capacitación y su impacto en las empresas en México

La capacitación y su impacto en las empresas en México

Las Mipymes son la columna vertebral de la economía mexicana y un pilar muy importante es la capacitación.

Las Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) se han convertido en la columna vertebral de la economía mexicana al contribuir con más del 50% de la generación de empleos y del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Sin embargo, de acuerdo con datos del INEGI, la tasa de mortandad de este tipo de empresas es alta, ya que por cada 100 unidades económicas, 36 desaparecen en el primer año de operaciones y, después de cinco, esta cifra sube a 70, es decir, sólo sobrevive el 30 por ciento de estas empresas.

En un mundo donde impera la globalización, la competitividad de las empresas es fundamental para sobrevivir, por lo tanto estas deben mantenerse activas, dinámicas y vigentes. Por ello, el talento humano debería considerarse como el activo más importante de toda organización. Pero ¿la capacitación es una necesidad o una obligación? Esta pregunta es importante simple y sencillamente porque si los empresarios ven la capacitación como una obligación, también la verán como un gasto. Sin embargo, si se ve como una necesidad, se le considerará una inversión altamente redituable que permitirá la permanencia del negocio en el mercado.

Todo empresario debe estar al tanto de los cambios, tendencias y necesidades de sus clientes y ver a la capacitación de su recurso humano como una herramienta de vital importancia, ya que esto le brindará la oportunidad de desarrollar las capacidades y habilidades de los trabajadores y le permitirá contar con personal altamente calificado, productivo y comprometido con la organización, lo que redundará en un cambio del individuo y se verá reflejado en su desempeño laboral y, por ende, en la productividad de la empresa.

Al hablar con los empresarios sobre la importancia que reviste la capacitación para sus empresas, la mayoría se ha excusado diciendo que no capacitan a sus empleados porque al hacerlo, se van. La pregunta es, ¿qué pasa si no se les capacita, y se quedan en la empresa?, ¿quién sufrirá las consecuencias de esa decisión? Por eso, recalcamos la importancia de la capacitación en todos los niveles, pues es la mejor inversión en recursos humanos que se puede hacer, ya que no sólo beneficia al personal, también a la organización.

 

 

José González Becerril

Gerente de Formación Empresarial y de Negocios (Cefen)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

3685 2269 ext. 3034

Blog CANACO CDMX Paseo de la Reforma No. 42, Col. Centro, Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06040.