La Cámara de Comercio de la Ciudad de México, a través de su Centro de Mediación y Arbitraje, contempla las necesidades legales de sus socios.

Aunque lo ideal es que tu empresa nunca se vea envuelta en apuros legales, si esto llegase a ocurrir, sabes que cuentas con el respaldo de la Cámara, con un servicio de calidad.