Se gradúa la 12ª generación de la Incubadora Canaco

Un total de 15 proyectos de negocio ya son empresas formales gracias a la ayuda de la Dirección de Desarrollo Empresarial de esta institución.

Con un entusiasmo propio de quienes comienzan un nuevo proyecto, así concluyó la 12da generación de la Incubadora de Empresas del Centro de Formación Empresarial y de Negocios (Cefen) de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) de la Ciudad de México, en la que 20 emprendedores pudieron formalizar su empresa.

Un total de 15 proyectos de negocio, que con la ayuda de la Dirección de Desarrollo Empresarial de esta institución se pudieron constituir como empresas formales, se presentaron el pasado viernes ante el presidente de Canaco CDMX, Humberto Lozano Avilés y la directora de
Planeación Estratégica del Fondo para el Desarrollo Social (Fondeso) de la Ciudad de México, Sara Uriega Cuesta.

Lozano Avilés, en su mensaje de felicitación a los egresados, los invitó a continuar en este esfuerzo, con la ayuda de la Canaco, de Fondeso y muchas otras instancias gubernamentales y privadas para hacer que los obstáculos que se presentan a los emprendedores sean menores y a aprender con cada paso que den.

“El emprendimiento no es algo que nos haga sufrir, sino debe ser motivo de alegría porque es algo que nos permitirá dar trabajo digno, bien pagado, con todas las prestaciones. Que además a nosotros mismos nos permita cumplir nuestros sueños, ser satisfactorio, nuestra empresa debe ser motivo de múltiples alegrías”, enfatizó el presidente de Canaco.

“Efectivamente, hay muchas noches de desvelos, de preocupación, pero todo ello se vuelve satisfacción, porque al voltear la vista podemos darnos cuenta del camino recorrido, de lo que hemos logrado por nosotros mismos”, señaló.

Y les recordó que “lo valioso de esta vida no tiene que ver con cuánto tenemos en la cartera; por favor, desarrollen los negocios con mucho sentido social, pensando siempre en ayudar a nuestra sociedad, cumpliendo con nuestras obligaciones con la familia, el gobierno, la sociedad; con esto, seguramente los desvelos, valdrán la pena”.

Durante el evento, los estudiantes destacaron “que ser empresario es como subirse a una montaña rusa: Da mucho miedo el recorrido, pero vale la pena el recorrido”.

Dentro de los proyectos de negocio que se constituyeron legalmente como empresas con la ayuda de la Incubadora de Empresas Canaco se encuentran desde negocios de comida, como Henry’s sándwich and salads, pasando por artesanías, hasta aplicaciones, tecnología de celdas solares, entre muchas otras.