Una Navidad Diferente

Sin duda la nostalgia de las navidades anteriores llenará los hogares de los mexicanos en estas festividades, esto derivado de la pandemia actual, y tanto el Gobierno Federal como el Gobierno de la Ciudad de México, han invitado a los ciudadanos a no salir de casa en estas fechas y no realizar grandes reuniones, ya que el Covid-19 se encuentra ahorita en una etapa de rebrote y de no hacer caso a las recomendaciones, este podría empeorara para inicios del próximo año.

Sin duda la nostalgia de las navidades anteriores llenará los hogares de los mexicanos en estas festividades, esto derivado de la pandemia actual, y tanto el Gobierno Federal como el Gobierno de la Ciudad de México, han invitado a los ciudadanos a no salir de casa en estas fechas y no realizar grandes reuniones, ya que el Covid-19 se encuentra ahorita en una etapa de rebrote y de no hacer caso a las recomendaciones, este podría empeorara para inicios del próximo año.

 

Pero no todo es tan gris como aparenta, ya que podrás festejar estas fechas desde casa y con tu círculo más cercano, obviando no hacer una gran reunión. Así que es momento de realizar todos los preparativos para pasar una navidad diferente, pero conservando todos esos adornos y el espíritu navideño.

 

¿Alguna vez te has preguntado de dónde vienen todos aquellos adornos navideños? Comencemos hablando de las coloridas piñatas, mismas que, aunque son tradicionales de las posadas navideñas, también se encuentran presentes en un sin número de festividades de los mexicanos, proporcionando momentos de diversión y alegría, sobre todo cuando estás se rompen y dejan caer las frutas y dulces de su interior.

 

Aunque el origen de la piñata es bastante ambiguo, existen dos versiones muy fuertes; una que indica que es de origen Azteca, en donde se usaban ollas de barro llenas de ofrendas; decoradas con plumas y materiales brillantes, con el fin de celebrar el nacimiento del dios azteca Huitzilopochtli; aunque por el otro lado se atribuye su origen a China, cuya diversificación se vio dada por los viajes de Marco Polo y posteriormente por la conquista española.

 

Además de las piñatas, tenemos las tradicionales esferas, mismas que se originaron y perfeccionaron, gracias a la técnica artesanal del soplado de vidrio. Históricamente, Chignahuapan, en la Sierra Norte de Puebla, se ha posicionado como el lugar ideal para comprar esferas y otros adornos en esta época, al igual que Tlalpujahua, también Pueblo Mágico en el estado de Michoacán. Este último es tan importante en el mercado internacional que producen aproximadamente 40 millones de esferas para España, Estados Unidos y Canadá.

 

Por último, hablaremos del tan característico árbol de Navidad, una representación cristiana que fue adoptada en Europa mucho antes de la edad media, pero que con el tiempo se expandió por todo el mundo. Aquí en la Ciudad de México, tenemos el Mercado de Cuemanco, Xochimilco, que además de vender pinos para Navidad, se llena de nochebuenas y demás flores de la temporada. También puedes darte una escapada e ir por tu árbol a algunas de las reservan en Volcanik park y Atlixco, ambos en Puebla.

 

Por último, no está demás adaptar las medidas sanitarias para tu pequeña celebración, así disfrutarás de tu cena, alguna película navideña en tu plataforma de streaming preferida y sobre todo la compañía de tus seres queridos.

Blog CANACO CDMX Paseo de la Reforma No. 42, Col. Centro, Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06040.