Empresarias conocen estrategias para guiar sus empresas familiares

Uno de los obstáculos más grandes a los que una empresa familiar se enfrente es permanecer, pues si bien quien la inicia sabe lo que quiere, por qué camino guiará a su empresa… El problema es que carecen, la mayoría, de una buena organización y de un plan de sucesión.

Por ello, la Representación de Mujeres Empresarias de la Canaco CDMX presentó en su desayuno mensual el tema: Empresas Familiares con el maestro Raúl Torres Jiménez, quien compartió con las asistentes los puntos clave para que sus negocios se mantengan por generaciones.

Si bien es prácticamente imposible que una empresa que está en manos de la familia contrate al primo, tío, sobrino, etcétera, es importante señalar y dejar en claro a todos los miembros que se deberá ceñir a las reglas de la organización y será tratado como igual.

Este punto es difícil ya que, señala el ponente, las relaciones pesan y si bien se quieren evitar problemas con la familia, también se debe pensar en el bien de la empresa. Por ello recomienda tener un plan de acción donde se establezca un trato justo, ni más ni menos; evaluaciones y pruebas objetivas y sobre todo comunicación.

Si la empresa ya cuenta con empleados ajenos a la familia, es importante motivarlos, no dar falsas expectativas, en caso de que se decida vender el negocio darles facilidades para adquirirlo, promover a los trabajadores que han demostrado buenas cualidades y resultados.

Una de las decisiones más difíciles para la empresa es la sucesión. Si la empresa ha prosperado y se mantendrá en familia, es necesario pensar en quién heredará el control de ésta.  

Para llevar a cabo este proceso, Raúl Torres propone que:

  • Se motive a los posibles herederos, es decir, asignarles actividades productivas, que los inspiren y pongan a prueba su capacidad de liderazgo y conocimiento del negocio.
  • Se monitoree a los candidatos. Estar al tanto de sus propuestas, acciones y la manera en que desempeñan sus actividades.
  • Se tome una decisión y cuando llegue el momento se anuncie.

Tener una empresa familiar puede resultar más sencillo si desde el inicio fijamos las reglas de trabajo, si equilibramos los objetivos familiares con los del negocio y si logramos que los parientes que participarán con nosotros sean leales tanto a la empresa como a la familia, están atentos al negocio y protegen la empresa y valoran el esfuerzo de quien la fundó y de los sucesores.

Si quieres saber más sobre temas como este no te pierdas las reuniones de la Representación de Mujeres Empresarias, que se llevan a cabo el último viernes de cada mes.

  • Siem Canaco Cdmx 2018
  • Siem Canaco Cdmx 2018

    siem